Hallan una escultura de una coronación maya

La escultura maya se hallaba en Homul, punto arqueológico precolombino en Peten, al Norte de Guatemala.

Según ha informado el director del yacimiento Francisco Estrada-Belli la pieza alcanza los ocho metros de largo por dos metros de ancho, y ha sido encontrada en una pirámide maya del año 600 de nuestra era. Estaba decorada con imágenes de dioses, mandatarios y una gran inscripción.

estuco maya guatemala

El director añadió que debajo de la estructura del yacimiento se ha hallado una tumba con los restos de un individuo, además de 28 recipientes de cerámica y una máscara de de madera, lo cual indica que quizás se trataba de un gobernante o de un personaje de la élite de Homul.

Gracias a las investigaciones para averiguar la identidad de este hombre y el contexto histórico en que vivió, se ha descubierto la escultura decorativa en el edificio, que tenía relación con la tumba.

Asimismo, Estrada-Belli declaró que la composición incluye tres personajes sentados en una montaña, vestidos con un atuendo cubierto de varios materiales. Por un lado, jade, y por otro  plumas pertenecientes al pájaro quetzal, que es un símbolo nacional. El personaje principal de la representación del gravado ha sido identificado como Och Chan Yoopat gracias a los signos jeroglíficos, que parecen diferentes en comparación con los otros, y a partir del texto bajo su imagen.

El arqueólogo hizo hincapié en el hecho de que las figuras que se encuentran a su lado son dos antiguos dioses, que ofrecen al personaje central un objeto que contiene jeroglíficos. Se piensa que esta escritura hace referencia a una ofrenda de comida.

Estrada Belli, que ha trabajado con un equipo de arqueólogas y excavadores guatemaltecos, recordó que la primera investigación en Homul, que data del Período Clásico y del Preclásico,  tuvo lugar en 1909, y se retomó en 2000, pero tuvo que ser abandona por falta de fondos.

Actualmente estudio Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos, lo que me ha despertado inclinación por la sección internacional, incluida el estudio de idiomas. Por eso, no descarto dedicarme a la docencia. Asimismo me gusta practicar ejercicio físico y pasar un rato agradable charlando con mis conocidos y con gente nueva. Por último, disfruto viajando para conocer la cultura auténtica de cada región del mundo, aunque reconozco que antes necesito informarme lo más posible sobre el lugar que voy a visitar, para disfrutar la experiencia a fondo.