La Revolución de 1830 en Suiza

La Revolución de julio de 1830 que estalló en Francia y que acabó con el reinado del rey absolutista Carlos X, desencadenó el movimiento regenerador en Suiza. Muchos de los cantones conservadores establecieron un gobierno representativo e institucionalizaron la libertad de prensa y el libre comercio.

Revolución de 1830 en Suiza
Revolución de 1830 en Suiza

Durante este periodo, las luchas entre los dos partidos suizos, el democrático y el aristocrático, se agudizaron con luchas de carácter religioso que recordaban a las Guerras de Religión francesas. Por un lado, el partido democrático, de creencias católicas, dominaba en siete cantones, que formaron una agrupación llamada “Sonderbund”. Se trataba de una confederación independiente que defendía la libertad y los derechos de la Iglesia. Por otro, los aristócratas, de fe protestante, gobernaban otros tantos y tenían como mano operante el partido radical.

Sin embargo, a pesar de la creciente aceptación de las ideas progresistas, los intentos de revisar o abolir el “Acta de 1815” fueron desbaratados por las fuerzas de la oposición reaccionaria en los cantones conservadores, que contaban con el respaldo de las potencias europeas absolutistas de la Restauración. La inferencia del extranjero se debía a que, tanto Austria como Rusia y Prusia, defendían a ultranza lo establecido en el Congreso de Viena y el Acta formaba una parte vital del sistema contractual europeo. Por eso, cualquier diferencia entre los convenios internacionales y los locales requería la aprobación de todas las potencias.

En cualquier caso, la oposición progresista fue aniquilada militarmente. Los católicos, siendo una minoría en la Dieta de la Confederación, fueron derrotados por el general Dufour en 1847. Esto fue el final de las aspiraciones liberales de los suizos, quienes pasaron a unirse a la lista de países en los que la Revolución de 1830 había fracasado, como Polonia, Alemania o Italia.

Apasionado por la Historia, es licenciado en Periodismo y Comunicación Audiovisual. Desde pequeño le encantaba la Historia y acabó por explorar sobre todo los siglos XVIII, XIX y XX.

Artículos relacionados