Los mayas desmembraban a sus enemigos

Investigadores del departamento de Antropología de las Américas, en la Universidad de Bonn han hallado restos óseos que prueban que los mayas desmembraban y decapitaban a ciertos individuos.

fosa comun maya

Estos restos alcanzan los 1.400 años y se encuentran en una tumba en la antigua ciudad maya Uxul, México. Según los científicos estos individuos eran prisioneros de guerra o nobles de la propia ciudad.

Los arqueólogos han escavados durante cinco años la ciudad de Uxul en Campeche con el fin de hallar los orígenes y la causa de la caída de los estados regionales del imperio maya.

El proyecto está dirigido por el profesor Nikolai Grube y Kai Delvendahl, de la Universidad de Bonn, así como por Antonio Benavodes, del Instituto Nacional de Antropología e Historia, financiado por la Comunidad de Investigación Alemana (Deutsche Forschungsgemeinschaft, DFG). Estas entidades han descubierto los esqueletos de 24 personas en una cueva artificial de más de 30 metros cuadrados, que había hecho las veces de embalse de agua.

craneo de la ciudad maya

Aparte del gran número de individuos, era evidente que los restos óseos y sus articulaciones no se encontraban en su posición anatómica natural”, afirmó el arqueólogo Nicolaus Seefeld, que estudió el complejo sistema de abastecimiento de agua que Uxul empleaba como tesis doctoral y que halló la tumba.

Los cráneos yacían en el suelo de la cueva independientemente del resto de los cuerpos. Incluso las mandíbulas estaban separadas de la cabeza. Sin embargo, algunas extremidades sí se encontraban en su posición natural y completamente conservadas. Con esto, los expertos excluyen la posibilidad de que esta tumba fuera una zona de enterramiento en la que los huesos de los difuntos fueron.

Así pues, los expertos han concluido que los cadáveres de 24 personas fueron decapitados y descuartizados, debido a los signos de violencia que presentaban los restos óseos. Han hallado incluso marcas de hachados en las vértebras cervicales; muestra inequívoca de decapitación.

Los mayas desmembraban a sus enemigos
Puntúa este artículo

Actualmente estudio Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos, lo que me ha despertado inclinación por la sección internacional, incluida el estudio de idiomas. Por eso, no descarto dedicarme a la docencia. Asimismo me gusta practicar ejercicio físico y pasar un rato agradable charlando con mis conocidos y con gente nueva. Por último, disfruto viajando para conocer la cultura auténtica de cada región del mundo, aunque reconozco que antes necesito informarme lo más posible sobre el lugar que voy a visitar, para disfrutar la experiencia a fondo.