InicioPrehistoriaLos pre-Australopithecus, los primeros homínidos

Los pre-Australopithecus, los primeros homínidos

La antropología se ha encargado de desenterrar los vestigios de antiguas civilizaciones que aún nos deslumbran con sus conocimientos, al igual que ofrecer interpretaciones a ciertos elementos culturales de sociedades, que no pueden estudiarse bajo la mira de la historia o la sociología, debido a su falta de documentos.

Uno de los aportes más importantes de esta ciencia social es el descubrimiento y estudio de restos fósiles que cuentan la historia de cómo el género humano se ha formado, desde más remota aurora de los tiempos.

Lo primero que debemos tomar en cuenta es que el término homínido hará referencia a un ser bípedo, con características similares al de los primates, los cuales son los antecesores a nuestra especie.

Una especie homínida muy importante son los australopitecos, pero en el presente artículo, hablaremos de quienes habitaron la tierra antes que ellos.

Los primeros homínidos

Dryopithecus

Una de las primeras especies similares a los homínidos los podemos encontrar desde África hasta Europa, incluyendo la India.

Cráneo de Dryopithecus. Crédito: Depositphotos.

Se trata de los Dryopithecus, quienes habitaron desde hace aproximadamente 20 a 8 millones de años.

Ramapithecus

Se alimentaban de frutos suaves y tiernos, pero luego de una serie de cambios climáticos, esta especie da paso a los que se conocen como Ramapithecus, quienes surgen en la escena planetaria desde hace 12 millones de años, manteniéndose hasta los 8 millones aproximadamente.

De este género que también se conocen tres especies que dan origen a varias familias primates: el Ramapithecus, que puede ser un antecedente de los homínidos (familia a la que pertenece el género humano, aunque no hay consenso sobre este asunto), los Sivapithecus,  quienes pudieron dar origen a los orangutanes y los llamados, Gigantopithecus, quienes fueron una raza de esta especie extinta, los cuales poseían un gran tamaño. Varios de estos restos fueron encontrados entre India, Pakistán y Nepal.

Hace 9 millones sucedió un episodio en la Tierra que cambiaría la configuración de las especies terrestres: primero, la explosión del volcán Tova en el Océano Pacífico hizo que cambiara el clima planetario, por lo que varias especies debieron adaptarse o perecer.

En este sentido, fruto de esta explosión, surgiría en África lo que se conoce como Valle del Riff, donde se desarrollaron varias especies homínidas, entre ellas, los australopitecos.

ElOreopithecus

Fósil de Oreopithecus: Crédito: Ghedo / Wikimedia

Sin embargo, es importante señalar que hace 9 millones de años existió una especie que ha incomodado mucho a los científicos, se trata del Oreopithecus, encontrado en Italia, el cual presenta un dedo pulgar parecido al que manejamos nosotros.

Este hecho junto a otros elementos importantes, ha hecho que varios planteen la posibilidad de revisar las fechas en que comenzó la bipedestación.

Sahelanthropus yArdipithecus

Luego de todo esto llegamos a las tres especies consideradas homínidas que son un antecedentes a los australopitecos: el primero es el Sahelanthropus tchadensis, que vivió hace aproximadamente de 6 a 7 millones de años.

Por otro lado el Ardipithecus, que tiene dos especies: Ardipithecus Kadabba, que es el más antiguo hace 5 millones y medio de años aproximadamente, y el Ardipithecus ramidus, de 4 millones de años.

Estos homínidos son considerados los primeros en utilizar oficialmente la bipedestación, aunque los mismos investigadores aseveran que son necesarios más estudios.

Leopoldo Ágreda Lovera
Nací en Mérida, un estado andino de Venezuela pero me crié en Caracas la ciudad donde crecí, observando el Ávila y haciéndome las preguntas más importantes sobre la vida, la sociedad y el universo, rodeado de árboles y el sabor agridulce de toda gran ciudad. En el trayecto de mi vida, conocí las calles y sus gentes, las cuales me ayudaron a formarme un mejor criterio de la existencia humana y las ciencias sociales, para luego estudiar en la Universidad Central de Venezuela, donde me he formado como historiador y pensador social. La lectura es uno de mis grandes vínculos con el pasado y la esencia de la humanidad, ya que como dijo Descartes, leer es como tener una conversación con las grandes mentes de la historia; el ajedrez es otra de mis grandes pasiones, ya que me ha ayudado a desarrollar una mejor comprensión de la vida, que junto a la música, forman los tres pilares de mis gustos actuales. Soy familiar, amante de la naturaleza y los animales, porque en ellos ves la esencia de la filosofía y de Dios.

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -

Más popular