InicioEspañaLos profesionales de la arqueología de Madrid solicitan la declaración de Bien...

Los profesionales de la arqueología de Madrid solicitan la declaración de Bien de Interés Cultural para el yacimiento romano de Carabanchel

El barrio de Carabanchel, uno de los más conocidos y activos culturalmente de Madrid, alberga el que es el yacimiento arqueológico más extenso de toda la comunidad aún sin estudiar desde su hallazgo en 1819.

El vasto terreno que compone la zona abarca una amplia cronología a tener en cuenta, desde la época carpetana (siglos IV – III a.C.) hasta la actualidad.

La Ermita de Nuestra Señora de la Antigua, de estilo mudéjar y datada en el siglo XIII, es el edificio en uso más antiguo de Madrid; forma parte de este conjunto histórico y el único que ha sido protegido al ser declarado Bien de Interés Cultural. Recientemente, se han recuperado en la misma pinturas medievales y, durante la rehabilitación del templo realizada en el año 2000, se hallaron construcciones romanas en el subsuelo.

A pesar de ello, le resta un vasto terreno colindante por estudiar de más de 100 hectáreas en el que se encuentra un yacimiento con restos arqueológicos que se remontan también a la época romana.

Este legado cultural, que incluye también el entorno del cementerio de la Antigua y el solar de la antigua cárcel de Carabanchel, ya demolida, ha sido abandonado durante años por intereses económicos y el olvido de las administraciones.

Urge, por tanto, solicitar su total protección que permita analizar en profundidad, recuperar y divulgar para la ciudadanía este patrimonio histórico excepcional en el centro de la península y el único de esta índole en la ciudad de Madrid.

A esta cuestión ha dado respuesta la solicitud presentada el pasado 14 de abril por parte del Colegio Profesional de Arqueología de Madrid para la declaración de Bien de Interés Cultural de este yacimiento arqueológico.

La propuesta iniciada en octubre de 2019, hace año y medio, ha sido elaborada por un grupo de trabajo multidisciplinar formado por arqueólogos, historiadores, historiadores del arte, arquitectos y medioambientalistas, entre otros, muchos de ellos, además, vecinos del propio barrio de Carabanchel.

Desde los años finales del siglo XX, la presión vecinal para estudiar y proteger el yacimiento ha ido en aumento con dos hitos principales. Por un lado, las protestas que, en 2005, paralizaron la construcción de una nueva calle junto al cementerio de Santa María la Antigua y consiguieron que se realizara una excavación que confirmó la extraordinaria importancia del yacimiento.

Por otro, las que en 2019, acabaron con la iniciativa municipal de instalar huertos urbanos sobre el yacimiento, protestas encauzadas por asociaciones vecinales que desembocaron en la realización de una jornada reivindicativa en septiembre de ese año cuyo resultado fue la constitución del grupo de trabajo autor de la presente solicitud de declaración de BIC ante la Comunidad de Madrid.

Más recientemente, la intención de edificar en la zona, la reforma de la ley del suelo promovida por la Comunidad de Madrid, considerada desde diferentes colectivos como un grave riesgo para la protección del patrimonio cultural y otros factores externos, como el creciente y grave deterioro de la zona, ha hecho que el Colegio Profesional de Arqueología de Madrid solicite de manera urgente su máxima protección por parte de las administraciones competentes.

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -

Más popular