InicioPrehistoriaLos trabajos en Cova de Les Borres y Cova Serena permitirán ampliar...

Los trabajos en Cova de Les Borres y Cova Serena permitirán ampliar el conocimiento sobre los últimos cazadores-recolectores de las Montañas de Prades

- Advertisement -

Entre mediados de julio e inicios de agosto se ha llevado a cabo una nueva campaña de intervenciones arqueológicas en la cabecera del río Siurana, en el término municipal de La Febró (Baix Camp).

Las excavaciones están dirigidas por los investigadores del IPHES-CERCA Josep Vallverdú y Diego Lombao, la investigadora de la Universidad Autónoma de Madrid y el Madrid Institute for Advanced Study (MIAS) María Soto, y el investigador de la Universidad de Alicante y la Universidad de Aarhus José Ramón Rabuñal.

Este año, los trabajos han contemplado dos líneas de actuación ligadas a la intervención en dos yacimientos: Cova de Les Borres y Cova Serena.

Trabajos en Cova Serena

En Cova Serena, se han iniciado los trabajos con el objetivo de evaluar su potencial arqueológico.

En esta primera campaña en Cova Serena se ha procedido a la excavación de un sondeo de 4 m², en el que se han detectado estructuras recientes y depósitos subactuales, así como posibles sedimentos de la antigua surgencia formados por depósitos arenosos que pueden ser ricos en contenido polínico.

Esto último permitirá realizar reconstrucciones paleoambientales y modelizar la evolución de las condiciones paleoecológicas de los últimos 10000 años en las Montañas de Prades, complementando las informaciones obtenidas en la Cova de Les Borres.

Trabajos de excavación en el yacimiento de la Cova Serena. Crédito: Diego Lombao / IPHES-CERCA

Trabajos en Cova de Les Borres

En la Cova de Les Borres, se ha dado continuidad a los trabajos de excavación sistemática que se vienen realizando de manera anual desde 2012.

Uno de los objetivos principales de la intervención del presente año ha sido la excavación y documentación del tramo superior de la secuencia en el sector de ampliación del área de excavación iniciado en la campaña del año anterior.

Esta ampliación de la superficie de excavación ha permitido documentar con mayor resolución las fases más recientes de ocupación prehistórica del yacimiento (niveles 1.0 y 1.1).

Además de la recuperación de restos materiales, se ha procedido a la excavación de estructuras arqueológicas (círculos de piedras, hogares, elementos de sustentación,…).

La profundización en el conocimiento de estos niveles superiores de la secuencia es de gran relevancia para el estudio de la evolución tecnológica y cultural del Epipaleolítico, ya que el Nivel 1.2 constituye una de las evidencias más antiguas (13.000 años antes del presente) de proyectiles geométricos en el Epipaleolítico mediterráneo.

Además, se ha continuado con la excavación de los niveles inferiores (niveles 2, 2.1 y 2.2) asociados a la fase de ocupación del Magdaleniense Superior Final (14.000 años antes del presente), permitiendo recuperar un abundante conjunto de restos materiales (fundamentalmente industria lítica pero también restos de fauna).

Por último, se han iniciado dos nuevos sondeos en diferentes puntos de la superficie del abrigo con el objetivo de evaluar la extensión potencial de la superficie de ocupación y comprobar la posible presencia de fases de ocupación más recientes (asociadas al Mesolítico) no documentadas hasta el momento en el sector intervenido.

Muestra de materiales líticos recuperados en los niveles superiores de la Cova de les Borres. Crédito: José Ramón Rabuñal / INAPH-UA, AU

El desarrollo de diversos estudios específicos que se están llevando a cabo sobre la secuencia arqueológica de la Cova de Les Borres permitirán profundizar el conocimiento sobre los modos de vida de los últimos cazadores-recolectores en las Montañas de Prades así como abordar su contextualización en el marco de las periodizaciones culturales de la Prehistoria Mediterránea del final del Pleistoceno.

Un equipo multidisciplinar para formar a nuevas generaciones de arqueólogos

La realización de estos trabajos ha implicado una ampliación del equipo de trabajo, contando con la participación de un total de 20 estudiantes voluntarios, organizados en dos turnos y procedentes de diferentes instituciones catalanas (Universitat Rovira i Virgili, Universitat de Barcelona, Escola Superior de Conservació i Restauració de Béns Culturals de Catalunya), madrileñas (Universidad Autónoma de Madrid, Universidad Complutense de Madrid) y navarras (Universidad de Navarra), así como de Dinamarca (Aarhus University) y Marruecos (Institut National des Sciencies de l’Archéologie et du Patrimonie de Rabat).

Este importante aumento en el número de participantes se vincula no sólo a la ampliación de la superficie de intervención, sino también a la transición hacia una nueva fase en la estrategia de gestión del yacimiento en la que se pretende enfatizar la formación de nuevos estudiantes de grado y máster en las líneas de investigación en arqueología prehistórica.

Los estudiantes voluntarios han recibido formación en técnicas de excavación y documentación arqueológica (fotografía, fotogrametría 3D), en topografía y estratigrafía de los yacimientos, y han desarrollado tareas de laboratorio, entre las que se incluye el revisado, limpieza, siglado y análisis y clasificación de materiales arqueológicos.

Protección y divulgación del patrimonio de les Muntanyes de Prades

Por otro lado, este es el primer año que se cuenta con el equipamiento e infraestructuras ejecutadas en el marco del proyecto “PaleoFebró: Viatge pels orígens i paratges de les Muntanyes de Prades a través de tres itineraris interpretatius”, financiado por el programa LEADER de la Comisión Europea.

Esta inversión ha permitido la protección de los yacimientos, la instalación de diferentes paneles divulgativos temáticos y la confección de itinerarios interpretativos en los Cingles de Cova Serena y el Barranc de la Cova del Corral.

Un proyecto con mucho futuro

Las próximas campañas de intervención se centrarán, en el caso de Cova Serena, en continuar su exploración arqueológica, esperando documentar ocupaciones prehistóricas, y la recogida de muestras para las reconstrucciones paleoclimáticas.

En la Cova de Les Borres los objetivos principales serán avanzar la excavación en extensión del yacimiento para documentar el tamaño del asentamiento, y ampliar los conjuntos de cultura material procedentes de los niveles superiores de la secuencia, así como obtener dataciones absolutas de estas fases de ocupación, para evaluar la evolución de las industrias Epipaleolíticas asociadas a los últimos cazadores recolectores en las Montañas de Prades.

Además, desde una perspectiva de proyecto, se continuarán fomentando las redes de trabajo a nivel nacional e internacional y se buscará afianzar el papel de los yacimientos como escuela de formación a corto y medio plazo de nuevas generaciones de arqueólogos.

- Advertisement -
SourceIPHES

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -

Más popular

Suscríbete a nuestra Newsletter

Regístrate para estar al día de nuestras últimas noticias y artículos.