Precisan las fechas de los primeros camellos domesticados en Israel

Un grupo de arqueólogos y expertos en culturas de Oriente Próximo de la Universidad de Tel Aviv han puesto en tela de juicio veracidad histórica de lo que relatan textos sagrados como la Biblia. De acuerdo con el Libro Sagrado, en la época los patriarcas Abraham, José y Jacob (2.000-1.500 a.C.) ya se utilizaban camellos domesticados como animal de carga, algo que según recientes investigaciones no ocurrió hasta algunos siglos después.

camellos israel

Las prospecciones arqueológicas y los estudios se han centrado en los centros de producción de cobre de Israel, donde se han excavado hoyos en la tierra en los que han aparecido huesos de camellos que servirían a los trabajadores para transportar las pesadas cargas de metal. Las técnicas de radiocarbono y demás prácticas arqueológicas han determinado la edad de los primeros camellos domesticados, cuyos restos se localizan principalmente en el Valle de Aravá, en la frontera entre Israel y Jordania.

Una fecha que se adscribe al último tercio del siglo X a.C., siglos después del relato bíblico de los patriarcas. En torno a esta fecha, se generalizó la domesticación de estos animales en la Península Arábiga, con la consecuente potenciación de la producción de cobre al sustituir la fuerza humana por la animal en su transporte. La práctica se desarrolló a lo largo del siglo IX a.C., como demuestran los yacimientos en los que se han encontrado más restos de camellos domesticados.

Además de mejoras en la extracción y trabajo del cobre, el uso del camello como animal de tiro permitió la creación de redes comerciales entre los habitantes de la Península Arábiga y otros lugares exóticos como La India, ya que la resistencia del camello a las adversidades climáticas y las altas temperaturas los hacían más eficaces en los viajes largos que otros animales como el burro o la mula.

Estos primeros desplazamientos con fines comerciales en torno al siglo VII a.C., que señalan los primeros caminos de la Ruta del Incienso, influyeron en gran medida el sistema social, económico y cultural de los pueblos antiguos de Próximo Oriente.

Romántico, en el sentido artístico de la palabra. En mi adolescencia tanto familiares como amigos me recordaban una y otra vez que era un humanista empedernido, pues pasaba el rato haciendo lo que quizás otros no tanto, creyéndome Bécquer, inmerso en mis propias fantasías artísticas, en libros y películas, deseando constantemente viajar y explorar mundo, admirado por mi pasado histórico y por las maravillosas producciones del ser humano. Por ello decidí estudiar Historia y simultanear con Historia del Arte, porque me parecía la manera más adecuada de llevar a cabo las habilidades y pasiones que me caracterizan: leer, escribir, viajar, investigar, conocer, dar a conocer, educar. La divulgación es otra de mis motivaciones, pues entiendo que no hay palabra que tenga valor real si no es porque haya sido transmitida con eficacia. Y con ello, tengo la determinación de que todo lo que haga en mi vida tenga un fin didáctico.