Publicado el: Vie, May 18th, 2012

Biografía de Julio César

Su nombre completo era Cayo Julio César, aunque es más conocido simplemente como Julio César. Nació el 13 de julio del año 100 a.C. en Roma. Su familia era patricia, una familia acomodada, de la gens Julia. Su familia había permanecido a un lado en la lucha por el poder para llegar al Consulado.

Busto de Julio César

Cuando contaba con 10 años, fue puesto a disposición de Marco Antonio Gnifón, que le enseñó materias como la literatura clásica. Gracias a la traducción de la Odisea aprendió a leer y escribir. Además, fue mejorando poco a poco su lenguaje y las reglas de la oratoria, importante para ser un buen político.

En un principio, su familia no había ocupado altos cargos en el gobierno. Sin embargo, su tía Julia se había casado con Cayo Mario, un poderoso plebeyo gracias a su habilidad militar, por lo que la familia se comenzó a involucrar en temas políticos, accediendo el padre de César a la pretura. Julio asistiría a la ceremonia que cambiaba sus vestiduras infantiles por las adultas cuando tenía 15 años. En ese mismo año falleció su padre.

Poco después se casó con Cornelia, la hija de uno de los máximos dirigentes, Cinna. De esta manera, su familia se involucró en la vida política y se enfrentó a los corrompidos patricios. De este matrimonio nació su hija Julia. Fue designado flamen dialis, sacerdote de Júpiter, gracias a la influencia de su tía.

En el año 82 antes de Cristo, Sila le hizo retroceder hasta las antiguas fronteras, regresando a Roma y vengándose contra sus adversarios, a los que asesinó y prohibió el ascenso a cargos públicos de sus descendientes. Además, instauró una dictadura. Como consideración a algunas familias patricias, exigió a César que repudiase a su esposa, a lo que César le contestó “dile a tu amo que en César sólo manda César” y huyó a Asia.

A pesar del perdón a regañadientes de Sila, no quiso volver a Roma y pasó a estar al servicio del propretor Termes, quien le confirió el grado de oficial. Gracias a sus victorias, Termes decidió enviarlo a la corte del rey de Bitinia, Nicomedes. Entre ambos surgió una gran amistad. Tras la muerte de éste, pasó a ser una provincia romana.

Cuando murió Sila, César regresó a Roma en el año 78 antes de Cristo. Sila había dejado todo bien organizado, de manera que sus seguidores dominaban el Senado. Decidió viajar a Rodas donde se formó en retórica y oratoria. Durante el viaje fue raptado por unos piratas que finalmente le soltaron. Tras esto, reunió un pequeño ejército se vengó de los piratas, crucificando en Mileto a los pocos que habían sobrevivido. Gracias al botín obtenido y al testamento de Nicomedes, saneó sus arcas.

En el año 74 antes de Cristo murió su tío Aurelio Cota. Tras su muerte, ocupó la plaza vacante en el Colegio de Pontífices de Roma y al año siguiente accedió al tribuno militar. En el año 68 antes de Cristo fue nombrado cuestor. Tres años después fue nombrado edil curul. En el año 63 murió el presidente del Colegio de Pontífices, por lo que presentó su candidatura a tal puesto. Gracias a la popularidad que tenía entre el pueblo, fue nombrado pontifex maximus. Fue nombrado pretor en el año 62 y propretor en Hispania Ulterior. Gracias a su estancia allí enriqueció las arcas romanas, lo que fortaleció su posición. Regresó a Roma en el año 60 antes de Cristo.

Estatua de Julio César

Un año después se enfrentó a los équites, la sociedad poderosa romana, para conseguir ser designado cónsul. Gracias a su amigo Craso, logró constituir junto con Pompeyo un triunvirato, una sociedad de defensa mutua. Gracias a ello fue designado cónsul. El triunvirato se fortaleció gracias al matrimonio entre Pompeyo y Julia, la hija de César, al tiempo que César se casó Calpurnia.

César tendría una legislación con base agraria. Planteó leyes para repartir las tierras entre los veteranos y los colonos de las nuevas tierras que se conquistaban. Viendo la fuerza que comenzaba a tener, Publio Vatinio propuso nombrarle procónsul, además de concederle tres legiones, las provincias de las Galias y la Iliria.

César se hizo con todo el poder cuando Craso murió en el año 53 antes de Cristo en la guerra contra los partos. Además, Pompeyo se encontraba en Hispania. Como pontifex maximus hizo que Clodio, antiguo amante de su esposa Pompeya, fuese adoptado por un plebeyo de manera que pudiese acceder a tribuno de la plebe. Tras conseguirlo, éste se ocupó de eliminar a los enemigos de César.

Comenzó la ocupación de la Galia cuando los eduos le pidieron ayuda al verse amenazados por los helvecios, que buscaban obtener sus territorios. Las tropas de César les vencieron fácilmente gracias a sus lugartenientes Labieno y Craso. Los territorios fueron saqueados por completo, falleciendo un tercio de su población en la lucha y otro tercio vendido como esclavo.

A pesar de las derrotas, César se hizo con todo el territorio galo. Trató de extender su territorio hacia Britania en los años 55 y 54, llegando más allá del Támesis, pero tuvieron que retirarse. Al año siguiente volvió a haber revueltas en la Galia, sublevándose los eburones y trevinos y muchos pueblos galos bajo el mando de Vercingetorix. En el invierno del año 51 lograron vencer a los galos y gracias a sus conquistas logró enriquecer el tesoro romano.

Mapa de los territorios romanos tras las conquistas de Julio César

El poder que había conseguido César hizo que el partido senatorial y los republicanos tuvieran pánico. El Senado designó a Pompeyo como cónsul único, ahora convertido en su enemigo. Éste pidió a César que licenciara a sus legiones y regresara a la capital. César estaba indeciso y en un impulso llevó sus tropas desencadenando una guerra civil. Entró en Roma, convocó al Senado e impuso sus condiciones. César venció definitivamente a Pompeyo en Farsalia. Éste huyó a Alejandría donde fue asesinado el 28 de septiembre del año 48 antes de Cristo por soldados del rey Ptolomeo, hermano y esposo de la reina Cleopatra.

César llegó a Egipto llevando dos de sus legiones. Allí llegó al palacio real y trató de poner orden a la difícil situación interna del país. Conoció a Cleopatra y tuvo una relación con ella de la que nació Cesarión. César le otorgó el trono a Cleopatra, pero la presencia de las tropas romanas enfureció al pueblo, que se rebeló.

Estuvo cuatro meses confinado en palacio hasta que llegó Mitridates de Pérgamo y pudo reunirse con él. Gracias a la combinación de las tropas logró derrotar a los egipcios en una cruenta batalla en la que falleció Ptolomeo. Cleopatra se fue con César a Roma hasta que éste murió. Al volver tuvo de nuevo enfrentamientos contra sus enemigos senatoriales, pero no fue derrotado, pronunciando su famosa frase: “vini, vidi, vici”.

César gobernaba toda la república romana y los territorios mediterráneos, consiguió tener todo el poder. Fue imperator y dictador. Decidió celebrarlo con grandes fiestas pero teniendo siempre en cuenta el oro en las arcas; también protegió a los menos fuertes con nuevas leyes económicas, limitó los gastos de los poderosos, cambió el calendario e hizo grandes cambios políticos dictando nuevas leyes.

También decidió llevar a cabo una expedición contra los partos para mantener el dominio de Oriente. Para ello tenía que nombrarse rey absoluto de Roma. Eso fue lo que hizo que unos 60 miembros de familias importantes se juntasen para eliminarle y reinstaurar la anterior república. Dirigieron la conjura Casio, Bruto y Casca, acérrimo enemigo. Casca luchó con César pero era fácil comprarle. Bruto era además hijo de Servilia, una de las amantes de César, y había sido adoptado por él.

Asesinato de Julio César

César se presentó ante el Senado el día 15 de marzo, los famosos idus de marzo, para discutir el enfrentamiento contra los partos. A pesar de que su esposa le insistió en que no acudiera por los malos augurios que tenía y que alguien había retenido a Marco Antonio antes de entrar al Senado, César se presentó. Cuando se sentó le rodearon y le apuñalaron. Al ver que su hijo también formaba parte de sus asesinos, gritó “¡Tú también, hijo mío!”. Se mantuvo en silencio mientras era apuñalado. En total había recibido 23 puñaladas. Cayó sin vida ante la estatua de Pompeyo.

Vídeo: La conspiración y el asesinato de Julio César.

Dos días después se reunió el Senado para tratar la situación. Se aprobaron medidas entre los dos bandos: los asesinos no serían castigados y la obra y persona de César no sería condenada. El poder cayó en manos de Marco Antonio. En su testamento otorgó 300 sestercios a los más necesitados, entregó sus jardines del Trastevere al pueblo, se rechazó la implicación de Marco Antonio en los asesinos. Por último, nombró a su sobrino nieto Octavio como su sucesor.

Imágenes: Domino Público
Imagen Mapa de los territorios romanos tras las conquistas de Julio César: Cristiano64

Sobre el autor

- Licenciada en Periodismo y Comunicación Audiovisual, desde pequeña me he sentido atraída por el mundo de la información y la producción audiovisual. Pasión por informar y ser informada de cuanto acontece en cada rincón del planeta. Asimismo, gusto por formar parte en la creación de un producto audiovisual que posteriormente entretendrá o informará a la gente. Entre mis intereses se encuentran el cine, la fotografía, el medio ambiente y, ante todo, la historia. Considero fundamental conocer el origen de la cosas para saber de dónde venimos y hacia dónde vamos. Interés especial en curiosidades, misterios y sucesos anecdóticos de nuestra historia.

Ver 2 comentarios
  1. […] 15 de marzo del año 44a.C., el dictador romano Julio César fue asesinado por un grupo de sus propios senadores incluyendo a Bruto, cuya vida fue salvada por […]

  2. […] de los montes de Galicia, lugar hasta el cual se desplazó un grupo de hombres de la confianza de Julio César (y él mismo) con el objetivo de encontrar oro, iniciando un viaje que nos llevará a atravesar los […]

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estos tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Subscribirme

Suscríbete a nuestra newsletter y te mantendremos informado:

* Campo obligatorio
Red Historia ©2011-2016 - Todos los derechos reservados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR