Publicado el: Mar, Jul 21st, 2015

Mitología griega: Perséfone y el mito de la Primavera

El Rapto de Proserpina, de Niccolò dell'Abbate.

El Rapto de Proserpina, de Niccolò dell’Abbate.

Démeter era la hija de los dioses Cronos y Rea, dios del tiempo y diosa del trabajo humano respectivamente. En lo referente a Rea tenía bajo su responsabilidad a los pueblos agricultores y gracias a ella las semillas tenían la capacidad de germinar, que los árboles diesen su fruto y que los cereales madurasen y hubiera buenas cosechas.

El dios Zeus había tenido una hija con Démeter a la que llamaron Perséfone, Proserpina para los romanos, quien una vez se encontraba jugando y recogiendo flores en un bosque próximo a la fuente de Pergo con sus amigas intentando recoger las flores más bellas para fabricar unas guirnaldas.

En un momento en el que no estaba junto a su grupo, el dios del mundo subterráneo, Hades, comenzó a espiarla y se enamoró de ella. Cada vez que la veía se obsesionaba más con ella hasta que un día montó en su carro y rápidamente se acercó al grupo de chicas y aunque éstas huyeron aterrorizadas, pudo dar con Perséfone y llevársela consigo.

De esta forma, la joven Perséfone fue llevada al mundo de las sombras y tinieblas, obligada a convertirse en la esposa de Hades. Démeter, su madre, no hacía más que buscarla por todos los rincones del mundo conocido, sin descanso.

Finalmente encontró el cinturón de la hija que había perdido en el forcejeo, lo que hizo que Démeter maldijese a la Tierra y todo lo que hubo sobre ella cambió radicalmente, el cielo dejó de ser azul y se tornó plomizo, los árboles perdieron sus hojas, desaparecieron las flores, las cosechas se marchitaron y los lagos y ríos se helaron completamente.

Apolo, el dios luminoso, decidió echar una mano a Démeter, quien había subido hasta el Olimpo a pedir ayuda a Zeus, quien también la ayudó revelándole dónde se encontraba y que estaba sana y salva, lo que tranquilizó a la madre.

A quien no tranquilizó la situación fue a Zeus, dado que tenía en mucha estima a Démeter, así que decidió interceder con su Hermano Hades, a quien ordenaría que Perséfone sería su esposa durante seis meses y el resto del año estaría con su madre, para poder disfrutar de la cálida luz del sol.

Esta es una de las muchas versiones existentes del mito de la primavera y para aquellos que han escuchado el nombre de Plutón en lugar de Hades, hay que decir que es la misma personificación, aunque Plutón era el nombre que le daban los romanos.

Sobre el autor

- Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros. Marcelo Ferrando Castro

Ver 1 comentario
  1. […] Hermes, quien tenía el poder de visitar tanto el Olimpo como el mundo de los dioses e incluso de Perséfone, la esposa de […]

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estos tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Subscribirme

Suscríbete a nuestra newsletter y te mantendremos informado:

* Campo obligatorio
Red Historia ©2011-2016 - Todos los derechos reservados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR