Inicio Prehistoria Características del Homo ergaster, el homínido que comienza a separarse del australopithecus

Características del Homo ergaster, el homínido que comienza a separarse del australopithecus

0
133
que era el homo ergaster hominido
Cráneo de Homo ergaster, Museo Arqueológico Nacional (Madrid). Crédito: Depositphotos.

El Homo erectus fue la primera especie homínida que salió del continente africano, llegando a poblar diferentes zonas del continente.

No obstante, su antepasado directo fue el Homo ergaster que no salió del África, sino que al parecer, se trata de la misma especie Homo erectus en el continente africano, aunque no hay consenso en esta cuestión.

Los homínidos, desde la aparición de Homo ergaster, comienzan a tener una mayor capacidad craneal y comienzan a aparecer diferentes elementos que acercan a los futuros homínidos con la especie humana actual separándose de los australopithecus, con quien el antecesor del ergaster, el Homo habilis poseía varias similitudes.

Una diferencia importante con los Homo habilis o los australopithecus, es que a partir del Homo ergaster, se ha terminado con el dimorfismo sexual, es decir, con las grandes diferencias de tamaño entre los machos y las hembras, teniendo ambos un tamaño y un peso similar como sucede con los humanos modernos, midiendo entre 1,60 a 1,80 metros.

Pero, el cambio más importante que se produce en el género Homo desde el ergaster es la gran capacidad craneal, alcanzando en esta especie unos 880 cm3, una capacidad superior a sus antecesores, al que solo podía acercarse el Homo rudolfensis con sus 700 cm2 aproximadamente.

Esta capacidad craneal les permitió desarrollar la parte del cerebro que llamamos neocortex, la cual, permite razonamientos ligeramente lógicos, incluyendo la imaginación y capacidad de abstracción, lo que pudo haberle ayudado a desarrollar una industria lítica más avanzada que sus antecesores.

Homo ergaster, el creador de las hachas de mano

Con respecto a este punto, las herramientas de piedra que se atribuyen a ergaster, son las armas y/o herramientas bifaciales, con filo en ambas caras y una punta, siendo los responsables de los llamados “hachas de mano”.

Homo ergaster quiere decir “hombre trabajador”. Esto quizás se daba al hecho de que esta especie, además de desarrollar las herramientas anteriormente mencionadas, pudo ser la primera en salir del África, ya que en el tiempo en que dominaba los territorios de este continente hace aproximadamente unos 1,9 a 1,4 millones de años, el continente africano pasaba un período de fuerte sequía, donde era difícil alimentarse tanto de raíces y frutos como de animales de caza.

Esta sequía y problemática para la alimentación fue lo que pudo llevar al Homo ergaster a salir de África, llegando al continente asiático entre 1,8 a 1,4 millones de años, llegando incluso a conquistar el área del Cáucaso.

Restos de ergaster se han hallado en Italia e incluso en España, en el famoso yacimiento de Atapuerca.

Se considera al Homo ergaster la especie homínida sucesora del Homo habilis, aunque presenta muchas mejoras genéticas y no posee el pelaje abundante del habilis.

Por otra parte, las similitudes con el Homo erectus han llevado a numerosos estudiosos a apuntar que ambas especies son la misma, solo que erectus fue la que salió de África, mientras que ergaster se quedo allí.

No obstante, de no ser esta afirmación cierta, lo más probable es que el Homo erectus tenga en el ergaster un antepasado directo del cual evolucionó, por lo que, para conocer la verdad de este asunto, harán falta mayores y más profundas investigaciones.

Artículo anteriorLista de los duques de Gandía: historia del ducado y sus titulares
Artículo siguiente¿Quién era la Lamia en la mitología griega?
Nací en Mérida, un estado andino de Venezuela pero me crié en Caracas la ciudad donde crecí, observando el Ávila y haciéndome las preguntas más importantes sobre la vida, la sociedad y el universo, rodeado de árboles y el sabor agridulce de toda gran ciudad. En el trayecto de mi vida, conocí las calles y sus gentes, las cuales me ayudaron a formarme un mejor criterio de la existencia humana y las ciencias sociales, para luego estudiar en la Universidad Central de Venezuela, donde me he formado como historiador y pensador social. La lectura es uno de mis grandes vínculos con el pasado y la esencia de la humanidad, ya que como dijo Descartes, leer es como tener una conversación con las grandes mentes de la historia; el ajedrez es otra de mis grandes pasiones, ya que me ha ayudado a desarrollar una mejor comprensión de la vida, que junto a la música, forman los tres pilares de mis gustos actuales. Soy familiar, amante de la naturaleza y los animales, porque en ellos ves la esencia de la filosofía y de Dios.

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.