Inicio Prehistoria Características del Homo neanderthalensis, nuestro ancestro más directo

Características del Homo neanderthalensis, nuestro ancestro más directo

caracteristicas neandertal
Características del Homo neanderthalensis. Crédito: Depositphotos

Durante mucho tiempo el Neandertal o Homo neanderthalensis, se ha denominado el homínido europeo o el ancestro más directo a nosotros.

Sin embargo, durante mucho tiempo también fueron vistos como unos simples monos sin pelo, lo que ha debido ser reescrito ya que el Homo neanderthalensis era una especie avanzada en inteligencia que incluso tuvo algunos elementos culturales.

A pesar de que los Neandertales y los humanos modernos somos especies distintas, ambos compartimos un antepasado común con una antigüedad de aproximadamente un millón de años, cuando nuestro ancestro común, que aún no ha sido identificado, se separó para dar vida a estas dos especies.

El origen del Homo neanderthalensis

El  Homo neanderthalensis pudo tener su origen en el Homo heidelbergensis, el cual llegó a Europa hace cerca de 500.000 años pudiendo ser un descendiente del Homo antecessor, aunque este punto aún no ha sido esclarecido. No obstante, cuando el Homo heidelbergensis se extingue hace unos 250.000 años, quien toma su lugar como especie en Europa es el Neandertal.

Probablemente la evolución del Homo heidelbergensis que dio origen al homo neardenthalensis haya empezado hace aproximadamente 400.000 años.

No obstante, se piensa que la especie neandertal comenzó a poblar y dominar el continente europeo hace 250.000 años, cuando luego de algunos cambios climáticos en Europa, el Homo heidelbergensis tuvo que adaptarse al frio, dando con los rasgos físicos del Homo neardenthalensis.

Características físicas del Neandertal

Acerca de sus características físicas, lo primero que salta a la vista si viéramos un Neandertal es su robustez y algunas facciones de su cara que lo distinguirían de los humanos modernos.

Es importante tener en cuenta que el Neandertal posee un cuerpo que soportará las temperaturas frías, con una nariz más amplía y una caja toráxica grande. Además, eran de baja estatura llegando a medir 1,65 metros, y una robustez con músculos grandes y fuertes que lo protegieran del frio.

Esta fuerza podía ayudarlos a cazar animales de gran tamaño, ya que también disponían de una industria lítica importante con armas y herramientas especializadas, además de que se agrupaban para cazar.

El lenguaje

Otro elemento en que nos diferenciamos del Homo neardenthalensis es en la habilidad que nosotros poseemos para comunicarnos con lenguaje hablado. Al parecer, el neandertal no podía articular palabras, aunque no por esto carecía de lenguaje. Podía ejecutar algunos sonidos que mezclaba con señas, lo que le servía para comunicarse con sus congéneres.

Capacidad craneal del neanderthalensis

La inteligencia que poseían estos homínidos también es descollante, ya que tenían una capacidad craneal de 1.500 cm3 aproximadamente, con lo que no solo podían ejecutar buenas cacerías y crear armas de piedra, sino también mostrar indicios de una cultura, realizar obras de arte como algunas pinturas rupestres, hacer sonidos con alguna especie de flauta y crearse vestidos junto a otros accesorios estéticos.

Rituales funerarios

Además de estos rasgos culturales, los neandertales también poseían un conocimiento de lo que sucedía con la muerte, llegando a presentar algunos comportamientos interesantes en los cadáveres de los que morían, llegando quizás a asustarse de la venida de algunos de ellos del mundo de los muertos, ya que en algunos yacimientos, los neandertales fueron encontrados en una especie de ritual funerario donde se colocaban grandes piedras al cadáver o con sus miembros amarrados.

De igual forma, los humanos modernos y los neandertales aún comparten cierto material genético, ya que en algunas partes de Europa se han realizado estudios donde se ha encontrado que algunos individuos actuales poseen hasta un 2% de material genético del Homo neardenthalensis.

Artículo anterior¿Cuál es la verdadera historia detrás de los casinos?
Artículo siguienteEl ‘Homo erectus’ de Gongwangling pudo ser el el primer poblador de China
Nací en Mérida, un estado andino de Venezuela pero me crié en Caracas la ciudad donde crecí, observando el Ávila y haciéndome las preguntas más importantes sobre la vida, la sociedad y el universo, rodeado de árboles y el sabor agridulce de toda gran ciudad. En el trayecto de mi vida, conocí las calles y sus gentes, las cuales me ayudaron a formarme un mejor criterio de la existencia humana y las ciencias sociales, para luego estudiar en la Universidad Central de Venezuela, donde me he formado como historiador y pensador social. La lectura es uno de mis grandes vínculos con el pasado y la esencia de la humanidad, ya que como dijo Descartes, leer es como tener una conversación con las grandes mentes de la historia; el ajedrez es otra de mis grandes pasiones, ya que me ha ayudado a desarrollar una mejor comprensión de la vida, que junto a la música, forman los tres pilares de mis gustos actuales. Soy familiar, amante de la naturaleza y los animales, porque en ellos ves la esencia de la filosofía y de Dios.

Sin comentarios

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Salir de la versión móvil