viernes, mayo 14, 2021
devocionales cristianosspot_img
InicioHistoriaAntiguaCaracterísticas principales del arte minoico o cretense

Características principales del arte minoico o cretense

El arte cretense perteneció a una civilización prehelénica desarrollada en la isla de Creta entre los milenios III y II antes de Cristo. Durante este periodo se desarrollaron grandes obras arquitectónicas, pictóricas, escultóricas y cerámicas especialmente, aunque sean estas últimas las mayores en conservarse.

Esta se destacó por una singular elegancia y sutileza cuyas obras lo muestran por sí mismas.

Introducción a la civilización minoica o cretense

teseo y el minotauro
Teseo y el Minotauro. Crédito: Depositphotos.

La civilización cretense, también conocida como minoica o egea, tenía una ubicación hacia el sur de Grecia, justamente en la isla de Creta; tuvo lugar entre los años 3000 y 2000 antes de Cristo.

Existe una vieja mitología que argumenta que fue el rey Minos quién forjó esta civilización, conocido por ser quien ordenó construir el laberinto del Minotauro, el que posteriormente sería derrotado por Teseo en el mito de Teseo y el Minotauro.

Es esta la razón por la que también se le conoce como minoica a su cultura. Algunas de las cosas que se ha conservado de esta cultura son jeroglíficos egipcios cuyo nombre es Kafti, o también hombre de las islas.

Esta civilización vivió un momento de gran apogeo en el que se le consideraba como el centro cultural y político de mayor importancia de todo el Mar Egeo. Para tener mayor referencia a esta civilización encontramos no solo las grandes obras clásicas de HomeroLa Iliada y La Odisea-, sino también la mitología del minotauro. De acá surgió un gran desarrollo cultural y artístico.

Principales características del arte cretense

Como hemos mencionado con anterioridad, lo que se conoce de la historia de esta civilización cretense parte fundamentalmente de sus obras artísticas. Toda la investigación que se realizó para el conocimiento que actualmente se tiene al respecto, se la debemos a Artur Evans.

Todo esto fue de gran ayuda para que Creta fuese una gran potencia comercial. Esto, además, permitió que el arte cretense se desarrollara con gran originalidad. Aunque mantuvo relación con muchas otras civilizaciones, no perdió sus características peculiares.

Se podría decir que el arte cretense es tanto aristocrático, como cortesano. Además, su historia atravesó tres grandes periodos culturales que fueron de gran importancia en tanto su desarrollo artístico:

  • Minoico –o cretense- Antiguo: del 3500 al 2000 a.C.
  • Minoico Medio: del 2000 al 1400 a.C.
  • Minoico Reciente: del 1400 al 1000 a.C.

Es importante considerar que los ciudadanos cretenses eran muy amantes de la naturaleza, que les gustaba la vida campestre pero, sobre todo, pacífica. Esta es la razón por la que sus ciudades no se encontraban amuralladas. Sin embargo, se encontraban palacios decorados con mucha exuberancia.

Arquitectura cretense

En Creta, el monumento más importante que se daría sería el palacio. Uno de los más conocidos es el Palacio de Knosos, el que sería el lugar de residencia del rey Minos. Este se construyó alrededor de un patio central que se encontraba rodeado de diversas habitaciones, conocido como el laberinto famoso de Teseo.

Palacio de Knossos, Creta. Crédito: Depositphotos.

Estas construcciones solían ser adinteladas, con algunas con terrazas u otros pisos. Los muros fueron construidos con piedra y mampostería para un adecuado refuerzo. El interior de muchas de estas construcciones estaba pintado, tal como la conocida Sala hipóstila del Palacio de Knosos.

Los suelos de estas construcciones podían ser tanto de tierra batida o a base de losas de piedra. Los soportes que se solían usar principalmente eran el pilar, aunque también la columna muy característica y particular de ellos. Ésta, generalmente era de madera policromada, aunque podría cariar este material, sin el empleo de la piedra.

El capitel se formaba por dos partes primordialmente, poseía una convexa montura de gran tamaño, aunque con un dado aplastado; siendo, en este sentido, un antecedente del que sería luego el capitel dórico. El fuste, por otro lado, solía ser estirado o liso, siendo la parte superior más ancha que la inferior.

Por lo general, las casas eran bastante sencillas, de no más de dos pisos. Los templos no se encuentran en la arquitectura cretense. Sin embargo, si se hayan santuarios: lugares que, siendo sagrados, eran abiertos en montañas o colinas. Existieron también oratorios sagrados y grutas, hallados en palacios.

Arquitectura funeraria

Dentro de la arquitectura funeraria existieron diversos enterramientos que se hacían tanto excavando en roca con cámaras de tamaños pequeños. Una de estas cámaras son los Tholos, éstas eran circulares como si se tratase de una cúpula, siendo éstos predecesores de los micénicos.

tumba minoica antigua
Tumba en Yerokambos (Creta), ejemplo de arquitectura funeraria minoica. Crédito: Sitio de Yerokambos.

Otra de las tumbas que se desarrollaron en la arquitectura cretense son a modo de edificio, muy similar a una casa. Estas fueron de formas rectangulares con diversas habitaciones; sin embargo, solo una de ellas se empleaba para la realización de ritos. Hasta ahora, solo se ha encontrado un solo sarcófago y un jaguar.

La forma que estos poseen son rectangulares o similares a una bañera, las cuales se sostienen de cuatro patas con tan solo una tapadera. El material empleador para estas construcciones fue la terracota policromada.

Los palacios

Los palacios fueron las construcciones más importantes de Creta. Aunque las estructuras de ellos tienen cierto parecido, no poseen un esquema que los determina de una forma en específico.

Reconstrucción del Palacio de Knossos, el más grade de la Edad del Bronce. Crédito: Depositphotos.

Son realmente unos complejos con ampliaciones diversas, cuyas más importantes, además de Knossos, también están el palacio o Villa de Hagia Triada, Faistos, así como el de Malia.

Sin embargo, poseen ciertas características que las unen, como las siguientes:

  • De carácter abierto.
  • Independencia económica.
  • Construidos en montañas o lugares elevados.
  • Los vanos son de piedra.
  • Generan sensaciones laberínticas. Aunque ocupan grandes espacios, poseen trazados asimétricos.
  • Las habitaciones decoradas con pinturas. Algunas habitaciones fueron descubiertas con baños privados y retretes, poseían tuberías de cerámicas.
  • Tenían un área teatral. Aunque aún no se haya determinado su función, se asume la realización de actos religiosos allí, o algunos juegos. Se considera el predecesor del teatro griego, más por su función que por su forma.
  • Se orientaban de norte a sur, cuya organización se realizaba en torno a un patio central. Mientras que las habitaciones de carácter privado se realizaban hacia el este, al oeste aquellas de carácter público y administrativo.
  • Se encontraba no solo la casa del rey, sino también de los nobles.
  • Contiene de dos a tres plantas, aunque se llegaron a encontrar de cinco. Todas poseen terraza. Una de las funciones de estas plantas era los llamados pozos de luz que además de iluminar, ventilaban los espacios.

Pintura cretense

La pintura cretense se caracterizó por su gran estilización y delicadeza generando un arte pictórico muy bello. De las tres etapas que componen el arte cretense, la pintura se desarrolló especialmente en el minoico reciente. Aunque ya éste venía dándose desde el minoico medio.

Toro de Knossos. Fresco en el Palacio de Knossos, Creta. Crédito: Depositphotos.

Lo que se desarrolló fue la pintura al fresco, se aplicaba sobre el muro cuando éste ya estaba estructurado. Los colores empleados eran minerales, como la mayoría en estos tiempos, disueltos en agua. Estos colores que emplean, por lo general, eran muy llamativos, claros, y especialmente limpios.

No solían tener matices, eran más bien planos. Su gama cromática se reducía al verde y el azul como predominantes, combinados con blanco y ocre, aunque también se hacía uso del negro; siendo completamente bidimensional. Sin embargo, sus formas predominaban en ser onduladas, formas que conducirían a una pintura bastante elegante.

Los temas solían ser de figuras humanas mostrando una gran virtud y esplendor con las ganas de vivir que caracterizaron a los cretenses. Los temas estaban relacionados con la cotidianidad. Sin embargo, también aparecen animales que variaban entre reales y mitológicos, así como los animales, predominando la fauna marina.

«Portador de copa», fresco de Knossos, Creta. Crédito: Depositphotos.

Los fondos de la mayoría de sus pinturas eran lisos sin ningún tipo de perspectiva, a los cuales le agregaban un único color. Por otro lado, los personajes representados solían ser de tipo atléticos y cuerpos jóvenes, recordando a las representaciones mitológicas de los dioses.

Estos personajes representados se solían mostrar semidesnudos y además, con vestido. Mientras que las mujeres se representaban con trajes muy largos que llegaban hasta sus pies, colocándoles en la parte alta un escote de manga corta ceñido como si se tratase de un corpiño.

Además, sus peinados eran de gran vistosidad con múltiples adornos. Los colores empleados para los hombres eran más oscuros, mientras que las mujeres tenían las tonalidades más claras.

Escultura y orfebrería cretense

Es poco lo que se ha encontrado de escultura cretense durante periodo antiguo. Se han hallado, sin embargo, algunas figuras humanas un tanto toscas, si se quiere, que posiblemente representen los símbolos tanto femeninos, como masculinos.

Toro de Creta. Museo Heraklion en Creta. Crédito: Depositphotos.

Por otro lado, durante el periodo del Minoico medio se halló lo que posiblemente es la base de una escultura de culto ubicada en el templo de Anemospilia. Asimismo, se encontraron algunos ídolos femeninos y masculinos de pequeños tamaños. Mientras que los femeninos se muestran con acampanadas faldas y ajustados corpiños que permiten que sus senos estén descubiertos, los masculinos se muestran desnudos completamente.

De igual forma, fue un periodo en el que se hallaran, también, algunos objetos de metal noble como parte de la orfebrería. Sin embargo, durante el Minoico reciente, la escultura, tanto como en la pintura y la arquitectura, avanza en tanto a mucho más desarrollo escultórico y de orfebrería.

Se utilizan materiales tales como la terracota, el marfil y el bronce para esculpir las esculturas. Una de las representaciones más conocidas y representativas es las diosas de las serpientes. Son diversas figurillas realizadas en cerámica de loza o vidriada, mientras alguna otra de oro y marfil. Todas son femeninas con la típica vestimenta cretense. En sus cuerpos, llevan serpientes que la envuelven, de donde precisamente provienen sus nombres.

Cerámica cretense

Es a partir del minoico medio, como en gran parte del desarrollo artístico cretense, que comienza a surgir la cerámica, siendo para este entonces de mayor relevancia para la población. Es en este periodo en el que aparece la cerámica de Kamares, que aunque varíe en formas, su fondo fue siempre oscuro.

Ánforas del Palacio de Knossos. Crédito: Depositphotos.

Sobre este fondo oscuro es que se representaban los colores con la finalidad de que resaltaran, tales como el naranja, el ocre o el blanco. La decoración generalmente era geométrica con gran predominio en las curvas, aunque también se representaron animales marinos.

Las formas tan particulares de estas cerámicas, solían ser con una estrecha boca que imitaba el pico de un pájaro, a la que le colocaban en dos extremos dos piezas que sobresalían imitando los ojos del animal.

Cerámica de estilo de palacio

Mientras que la cerámica de Kamaras se desarrolló en gran medida en el minoico medio, el estilo de la cerámica de palacio se desarrolló en el minoico reciente. En este periodo se generó un estilo más naturalista.

Arraigados más a sus cualidades más propias. Las decoraciones solían ser con formas vegetales con gran estilismo sin dejar las curvas.

La vegetación representada en las vasijas iba desde la parte inferior subiendo de manera vertical hasta la parte superior de la misma.

Como era típico en la pintura, la decoración de las vasijas cumplían estas características, encontrando de igual manera en ellas animales marinos, llenando las vasijas completamente y de manera simétrica.

Aunque siguen siendo de formas variadas, en estas vasijas desaparece la particularidad de la forma de pico con ojos.

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -

Más popular

Comentarios