Cuestionan la antigüedad de las pinturas de las cuevas españolas

El arqueólogo que descubrió las pinturas de la cueva Chauvet, ha cuestionado que las pinturas de España sean las más antiguas del mundo, recomendando realizar un análisis más profundo antes de afirmarlo.

El arqueólogo que descubrió las pinturas de Chauvet (Francia) en 1998, Jean Clottes, ha cuestionado la aseveración de que las pinturas rupestres en las cuevas del norte de España sean tan antiguas. El investigador ha afirmado que es necesario analizarlas más a fondo antes de confirmar que realmente tienen tanta antigüedad.

Pinturas rupestres de El Castillo en España

La polémica viene tras la publicación de un estudio realizado por un equipo dirigido por Alistair Pike, de la Universidad de Bristol de Inglaterra. En el escrito, Pike sostenía que las pinturas de la cueva de El Castillo datan de hace más de 40.800 años. Este dato haría que esas obras rupestres fuesen unos 4.000 años más antiguas que las de la cueva de Chauvet en Francia y, a la vez, validaría la teoría de que fueron hechas por los neandertales.

El equipo de Pike utilizó un método basado en la desintegración radiactiva del uranio para analizar las costras de carbonato de calcio formado en la parte superior de las pinturas. Este sistema contrasta con la datación por radiocarbono empleado en Chauvet y ambos métodos han tenido sus más y sus menos a lo largo de la historia.

Clottes comenta: “Hay que mantener la cabeza fría y no salirse de la forma de ser para ir hacia lo sensacionalista. Ambos métodos deben de ser empleados en los nuevos ensayos siempre que sea posible. Hay que cotejar siempre”. Por su parte, Pike argumenta que la datación por radiocarbono se evitó en El Castillo, ya que no funciona cuando no hay ningún pigmento orgánico y sólo se pueden datar pequeñas muestras para minimizar el daño al arte, que se ve magnificando los efectos de la contaminación y da lugar a grandes incertidumbres.

La datación por series de uranio también es susceptible a ser inexacta”, asevera Clottes. Parte del uranio en la calcita puede haber sido lavado por las corrientes de agua, de forma que las muestras pueden parecer más antiguas de lo que realmente son. El investigador francés cita la datación de las pinturas rupestres de Borneo como ejemplo de las discrepancias entre ambos tipos de métodos.

En cualquier caso, el equipo de Pike sigue reuniendo más muestras, tanto en España como en Francia, y pasará el próximo año analizándolas para determinar si las obras fueron pintadas por los neandertales. En palabras de Pike: “Esto es sólo el inicio del proceso, no el final. A estas alturas el año que viene, estaremos rascándonos la cabeza afirmando que todavía sigue siendo ambiguo o puede que seamos capaces de salir con una declaración de gran autoridad y definitiva”.

Cuestionan la antigüedad de las pinturas de las cuevas españolas
Puntúa este artículo

Apasionado por la Historia, es licenciado en Periodismo y Comunicación Audiovisual. Desde pequeño le encantaba la Historia y acabó por explorar sobre todo los siglos XVIII, XIX y XX.