Encuentran los restos de Ricardo III

Ayer, 4 de febrero, la Universidad de Leicester ha dado a conocer en el Canal 4 la primera fotografía de los restos humanos encontrados debajo de un aparcamiento en el centro de la ciudad de Leicester, enterrados bajo la que fue la iglesia de los Frailes Grises. Los arqueólogos han dado a conocer los resultados de nueve meses de pruebas exhaustivas y han determinado que los huesos pertenecen a Ricardo III, el monarca medieval de Inglaterra.

Cráneo de Ricardo III
Cráneo de Ricardo III

Después de que los restos fueran encontrados en septiembre, el análisis preliminar sugirió que el hombre al que pertenecieron había sufrido heridas traumáticas en la cabeza, seguramente por heridas de alguna batalla. Parece que alguien había utilizado algún tipo de arma blanca con la que había cortado una parte considerable de la base del cráneo, además de infringirle una herida claramente visible en la parte superior de la cabeza.

Esta segunda lesión parece relativamente insignificante desde el exterior, pero internamente la magnitud del golpe deja visible que dejó colgando dos capas de huesos. Esta herida no fue causada por un cuchillo: algo había perforado un pequeño agujero en el cráneo. Mientras que se desconoce el arma que ocasionó esta segunda herida, una tradición galesa cuenta que Ricardo III fue derribado por un golpe de hacha del mercenario Gardynyr Wyllyam. Ambas heridas en la cabeza fueron mortales.

Desde entonces, la doctora Jo Appleby, profesor Bioarqueología Humana en la Escuela Universitaria de Arqueología e Historia Antigua, que dirigió la excavación de los restos, ha llevado a cabo un examen mucho más detallado del cráneo.

El cráneo estaba en buenas condiciones, aunque era muy frágil, y ha hemos podido recabar información muy detallada acerca de esta persona. Lo hemos escaneado en alta resolución para poder investigar las características con más detalle”, explicó Appleby. “Para determinar si el cráneo pertenece realmente a Ricardo III hemos construido un perfil biológico de sus características, además de examinar cuidadosamente el esqueleto en busca de rastros de una muerte violenta”.

Los restos fueron encontrados en el lugar donde se creía que Ricardo III fue enterrado después de su muerte en la batalla de Bosworth en 1485. Además, las evidencias de escoliosis en su cuerpo junto con los traumas de una posible batalla, junto con el examen de ADN, determinaron que el esqueleto se trataba, efectivamente, del rey Ricardo III.

Encuentran los restos de Ricardo III
Puntúa este artículo

Casi graduada en Publicidad y RRPP. Empezó a gustarme la historia en 2º de Bachillerato gracias a un profesor muy bueno que nos hizo ver que tenemos que conocer nuestro pasado para saber hacia dónde nos lleva el futuro. Desde entonces no he tenido oportunidad de indagar más en todo lo que nuestra historia nos ofrece, pero ahora puedo retomar esa inquietud y compartirla con vosotros.

Artículos relacionados