InicioHistoriaHistoria básicaLa Expansión Colonial: resumen, causas y consecuencias

La Expansión Colonial: resumen, causas y consecuencias

Seguramente desde que comenzaste en edad escolar has venido escuchando hablar de colonialismo y expansión colonial.

Tanto que el término se convierte en una de esas palabras que asumimos sin pensar mucho en su significado, porque sabemos a qué se refiere.

¿Qué es el colonialismo?

El colonialismo se refiere al proceso en el cual un país conquista a otro y seguidamente consigue imponer su supremacía sobre el país que se ha conquistado.

Muchos países de Europa, sobre todo España, Francia, Inglaterra, Holanda y Portugal, establecieron colonias en los continentes asiático y africano durante los siglos XVII y XVIII en una constante sed de expansión imperial.

Principales causas de la expansión colonial

mapamundi cantino
El mapa manuscrito más importante que ha sobrevivido desde la temprana Edad de los Descubrimientos, el Mapamundi de Cantino, lleva el nombre de Alberto Cantino, un agente diplomático italiano en Lisboa que lo obtuvo en 1502 para el duque de Ferrara. Crédito: Dominio Público

Un buen número de países se había encargado ya de establecer sus colonias fuera de su propio territorio, incluso en continentes lejanos. Fueron muchas las razones que llevaron a que esto se diera de tal manera.

La consideración económica alentó la expansión colonial. Algunos países, como Inglaterra, Francia, España y Portugal establecieron sus colonias y querían ser ricos obteniendo dinero de las mismas.

Por otra parte, más adelante en el tema de la expansión colonial hay que considerar que la Revolución Industrial hizo que los países de Europa adquirieran materias primas del exterior para sus fábricas.

Dado que no contaban con la manera de abastecerse con tal cantidad de materias primas para las empresas, la alternativa obvia era extraer la materia prima de sus colonias, dando lugar así al colonialismo.

Debido a la Revolución Industrial, los capitalistas se hicieron más ricos y decidieron invertir su dinero sobrante fuera del territorio para expandir sus horizontes.

Muchos países de Europa sintieron que las colonias eran el orgullo de un país. Principalmente Inglaterra, Francia, Alemania y Portugal defendieron esta causa a capa y espada.

Esto dio lugar a una competencia malsana entre los países europeos por tener cada vez más colonias, lo que hizo que la expansión colonial se acelerara de manera exponencial.

La inestable condición política de algunos de los países de Asia y África dio lugar al auge del colonialismo.

Tomando el riesgo de tal debilidad, los países europeos trataron de establecer sus colonias en estos países.

De igual forma, para evitar la población, muchos países europeos intentaban enviar a su población excedente al exterior, y aprovechaban las colonias para hacer eso y evitar las consecuencias negativas de la sobrepoblación en sus territorios principales.

El progreso del colonialismo

Inicialmente, cuando se descubrieron las más nuevas rutas marítimas, se descubrieron una serie de nuevos lugares y nuevos países.

Un ejemplo claro de este tipo de expansión colonial es el descubrimiento de América por parte de Cristóbal Colón, donde posteriormente España y Portugal establecerían sus colonias.

Las colonias en Asia

India

vasco da gama en calcuta
Vasco da Gama llega a Calcuta. Crédito: Dominio Público.

Otro ejemplo que se puede hacer en relación a este tipo de expansión colonial es lo que ocurrió cuando Vasco da Gama descubrió una nueva ruta marítima hacia la India en el año 1498 y Portugal se encargó de establecer sus colonias en el territorio al que se había llegado.

Luego de esto, Francia e Inglaterra llegaron a establecer sus colonias en la India.

Los portugueses fueron los primeros en entrar en la India y establecieron sus colonias en Goa, Daman y Diu.

Después de eso, los holandeses, franceses e ingleses tuvieron sus colonias en la India.

Por fin, en el juego de la política del poder, los ingleses se volvieron exitosos y gobernaron la India durante 200 años.

El Sudeste Asiático

De hecho, los portugueses son conocidos en la historia por haber sido pioneros en establecer sus colonias en el sudeste asiático.

En primer lugar ocuparon Malaca, hasta el año 1640 que les fue arrebatado el territorio a manos de los holandeses.

Después de eso, los holandeses establecieron sus colonias en Java, Sumatra, Borneo y Bali.

Barcos de la Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales. Crédito: Wikimedia / Creative Commons

Los holandeses también ocuparon Ceilán, pero durante las guerras napoleónicas, los ingleses lo ocuparon de los holandeses.

Los ingleses originalmente ocuparon Birmania y le arrebataron Hong Kong a China en el año 1819 dentro de su gran expansión colonial.

Siguiendo en el hilo de las colonias en China, deberíamos mencionar que los franceses recibieron zonas de China, estableciendo además su autoridad en el territorio de Tonkin.

De manera bastante similar, Rusia se encargó de ocupar el puerto de Arthar y una importante parte de Manchuria. Por su parte, Alemania ocupó Kiachou, y Japón ocupó el territorio perteneciente a Corea y Formosa.

El colonialismo en África

Jan van Riebeeck llega al sur de africa
Jan van Riebeeck llega al sur de África. Crédito: Dominio Público.

Las colonias de Alemania

África es uno de los ejemplos más diversos del colonialismo. Solo hay que echar un vistazo a lo amplio que es el continente y cuántas colonias fue capaz de albergar (y todavía cuenta con algunas que se mantienen de manera directa o discreta).

Alemania ocupó Togo y Camerún en 1884. Por supuesto, después de la derrota en la Primera Guerra Mundial, Alemania tuvo que rendir a estas colonias.

Hasta ese momento, Alemania tuvo su influencia en el este y el sur de África.

Las colonias de Francia

Francia también hizo su mejor esfuerzo para extender su expansión colonial a África.

Francia ocupó Argelia y envió a once mil personas de Alsacia y Lorena a vivir allí. Después de eso, Túnez quedó bajo el mismo país.

Con la marcha gradual del tiempo, Madagascar, Costa de Marfil, Dahomi, Marruecos, Senegal y el desierto del Sahara quedaron bajo la posesión colonial de Francia.

Las colonias de España, Portugal e Italia

España, Portugal e Italia también querían tener su colonia en África. Portugal estableció su colonia en Angola, que está situada en el sur del Congo, además de ocupar el territorio de Mozambique.

Italia, por su parte, llegó a ocupar Eritria y Samali.

La expansión colonial en occidente sufrió una importante sacudida en la Primera Guerra Mundial.

Fue durante este periodo que la prensa, el sistema educativo y los políticos en oposición buscaron que las personas se hicieran conscientes de sus derechos. Los países capitalistas no fueron capaces de satisfacer todas las necesidades de carácter social y político que tenían los habitantes de sus colonias.

Es así como el nacionalismo fue creciendo dentro de los países, y ya luego de pasada la Segunda Guerra Mundial, la mayoría de las colonias se encontraba declarando su independencia, frenando la expansión colonial que tanto se había acelerado a lo largo de siglos.

Marcelo Ferrando Castrohttp://redhistoria.com/author/admin/
Después de estudiar Historia en la Universidad y tras muchas pruebas previas, nació Red Historia, un proyecto que surgió como medio de divulgación en donde encontrar las noticias más importantes de arqueología, historia y humanidades, además de artículos de interés, curiosidades y mucho más. En definitiva, un punto de encuentro para todos en donde poder compartir información y continuar aprendiendo.

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -

Más popular