jueves, agosto 6, 2020
Inicio Historia Contemporánea La Liga Espartaquista

La Liga Espartaquista

La Liga Espartaquista, llamada Spartakusbund en alemán, fue un movimiento revolucionario alemán que comenzó siendo socialista pero que acabó por ser comunista. Fue fundado por Rosa Luxemburgo y por Karl Liebknecht, así como por otros socialistas minoritarios como Clara Zerkin, quienes establecieron como fundamento del partido una doctrina marxista.

Aunque surgió durante la Primera Guerra Mundial a modo de protesta contra la política belicista del gobernó alemán, su mayor periodo de actividad fue durante la Revolución Alemana de 1918, cuando los comunistas intentaron provocar una revolución bolchevique similar a la acaecida unos meses antes en Rusia. El motivo de la poca visibilidad del movimiento durante la Gran Guerra fue que tanto Luxemburgo como Liebknecht fueron encarcelados en 1916 por causar altercados públicos.

Folleto revolucionario de la Liga Espartaquista
Folleto revolucionario de la Liga Espartaquista

El nombre de “Espartaco” surgió debido a que era el nombre con el que los miembros del movimiento firmaban las hojas propagandísticas que repartían a modo de manifiestos contra la política del gobierno alemán y de la SPD. Liebknecht y Luxemburgo eligieron la figura de Espartaco, debido a que fue el líder de la rebelión de esclavos más grande de la historia de Roma. Su intención era la de repetir una hazaña similar.

En cualquier caso, en diciembre de 1918, habiendo sido liberados los dos máximos dirigentes del movimiento, los espartaquistas se adhirieron al Comintern y formaron el Partido Comunista Alemán (KPD). A partir de este momento, dejaron de lado las labores meramente reivindicativas e intentaron llevar a cabo una revolución comunista en Berlín. Tanto Luxemburgo como Liebknecht se opusieron, ya que no contaban con un núcleo revolucionario lo suficientemente fuerte pero, aun así, se llevó a cabo.

El alzamiento espartaquista fue derrotado por un ejército conjunto formado por miembros del SPD, restos del ejército imperial alemán y los llamados Freikorps, cuerpos paramilitares de extrema derecha. Esta particular unión militar que estaba a las órdenes de Friedrich Ebert se impuso ante los espartaquistas que, en su mayoría, fueron ejecutados o arrestados. Fue el final del Spartakusbund, aunque los supervivientes se unieron al KPD y mantuvieron el periódico de la Liga “Die Rote Fahne”.

Hoy en día, siguen existiendo varias secciones internacionales de la Liga Comunista Internacional trotskista que se llaman de la misma forma que el movimiento fundado por Liebknecht y Luxemburgo. Bajo el nombre de “Spartacist League”, los nuevos miembros operan en Estados Unidos, Gran Bretaña, Australia, Irlanda, Italia y Alemania, entre otra gran cantidad de países.

Avatar
Víctor Muñoz Fernández
Apasionado por la Historia, es licenciado en Periodismo y Comunicación Audiovisual. Desde pequeño le encantaba la Historia y acabó por explorar sobre todo los siglos XVIII, XIX y XX.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Most Popular

La evolución del escudo del Triceratops

Un equipo de paleontólogos, liderado por españoles, analiza cómo evolucionó esta icónica estructura anatómica de los ceratopsianos, el grupo que incluye al...

Los 8 mejores juegos para Android gratis

COD Mobile, Fortnite, Pokemon Go, Transmission.. Aquí veremos los 8 mejores juegos para Android gratis.

Restauran en China un carro de guerra de 3.000 años de antigüedad

Un carro de guerra datado del período de la dinastía Zhou Occidental (del 1046 al 771 antes de nuestra era), fue restaurado por especialistas del Instituto de Arqueología de la provincia de Shaanxi

La llegada del humano a Norteamérica pudo producirse 15.000 años antes de lo que se pensaba

Las excavaciones en América del Norte siguen aportando nuevas evidencias de que la llegada del ser humano al continente se produjo por vía marítima antes de lo que se creía. El hallazgo de herramientas de piedra pertenecientes a una cultura hasta ahora desconocida en una cueva mexicana adelanta ahora a 30.000 años el comienzo del poblamiento de América.

Comentarios