Mitología Egipcia: Isis y Osiris

El mito de Isis y Osiris es uno de los más reconocidos de la antigua mitología egipcia. ¿Lo conocéis?

diosa isis egipto
Isis

El mito de Isis y Osiris es uno de los más reconocidos del Antiguo Egipto. El dios Ra estaba enfadado porque Geb amaba a Nut y ésta le correspondía. Por ello, la condenó a no tener hijos en ningún mes ni ningún año. Para tratar de solucionar el problema, acudió a Thot, quien acudió al dios de la Luna. Éste se encontraba en una disputa contra el Sol por ganarle parte de la luminosidad.

diosa isis egipto
Isis

Finalmente, la Luna perdió, por lo que debía dejar la decimoséptima parte de su luminosidad, lo que hace que cada cuatro semanas desaparezca en el cielo. Gracias a esta luz, Thot le añadió cinco días al año, días que no pertenecían a ningún año ni a ningún mes, cinco días que quedaban alejados de la maldición de Ra. En estos días es cuando Nut aprovecha estos días y tiene varios hijos: Seth, Isis, Osiris y Neftis.

Osiris fue uno de los más importantes, ya que trajo la civilización a las tierras bañadas por el Nilo. Cuando se marchó a enseñárselo a otros pueblos, dejó a Isis al frente de todo. Seth se aprovechó de su ausencia y le preparó una emboscada. Decidió organizar un gran banquete para darle la bienvenida. Para ello, encargó la fabricación de un cofre.

Al terminar la cena, Seth sacó el cofre y afirmó que se lo regalaría a aquel que entrase en él. Todos lo intentaron, pero ninguno logró entrar, ya que no cabían. Sin embargo, Osiris logró entrar. Cuando se hallaba dentro, se cerró la tapa del cofre, clavaron la tapa y se selló con plomo derretido para que no pudiese salir. Finalmente, el cofre fue arrojado a las aguas del Nilo. Isis recibió con tristeza la noticia, por lo que se vistió de luto y se cortó un mechón de pelo.

Isis sabía que los muertos no podían descansar a no ser que recibiesen los ritos funerarios adecuados, por lo que decidió buscar a su amado. Después de mucho buscar, recurrió a la Magia y descubrió que las olas habían arrastrado el cofre hasta Byblos y que lo habían arrojado a un arbusto de tamarisco que se convirtió en un maravilloso árbol que guardaba el cofre en su interior.

El rey de Byblos quedó fascinado por el árbol, por lo que lo taló y lo utilizó como columna principal para poder sujetar el techo de su inmenso palacio. Isis consiguió colarse en el palacio para poder abrir el tronco y sacar el cofre donde se encontraba su amado. Desde entonces, el cofre fue venerado en Byblos.

Isis volvió al país del Nilo y lloró amargamente el cuerpo de su marido. Seth entonces descubrió el cofre y se enfureció al enterarse. Cuando tuvo la oportunidad, cogió el cofre y destrozó el cadáver de Osiris, separando su cuerpo en catorce trozos y esparciéndolos.

Isis entonces emprendió la búsqueda de los pedazos de Osiris. Consiguió encontrarlos todos excepto el miembro viril, que había sido devorado por tres peces. Acudió entonces a Anubis, gracias al cual pudo recomponer el cuerpo de Osiris. Isis se convirtió entonces en milano y aleteó sobre el cuerpo de su amado, influyéndole vida. Éste consiguió dejarla encinta de Horus, hijo póstumo.

 

Mitología Egipcia: Isis y Osiris
Puntúa este artículo

Licenciada en Periodismo y Comunicación Audiovisual, desde pequeña me he sentido atraída por el mundo de la información y la producción audiovisual. Pasión por informar y ser informada de cuanto acontece en cada rincón del planeta. Asimismo, gusto por formar parte en la creación de un producto audiovisual que posteriormente entretendrá o informará a la gente. Entre mis intereses se encuentran el cine, la fotografía, el medio ambiente y, ante todo, la historia. Considero fundamental conocer el origen de la cosas para saber de dónde venimos y hacia dónde vamos. Interés especial en curiosidades, misterios y sucesos anecdóticos de nuestra historia.

Artículos relacionados