Un sello de arcilla contiene la referencia más antigua sobre Belén

Un equipo de arqueólogos encontraron un sello con la inscripción “Belén” en las afueras de la Ciudad Vieja de Jerusalén, de 2.700 años de antigüedad.

Un grupo de arqueólogos israelíes ha descubierto a las afueras de la Ciudad Vieja de Jerusalén un sello de 2.700 años de antigüedad que lleva la inscripción “Belén”. La Autoridad de Antigüedades de Israel cree que se trata del objeto más antiguo que se ha encontrado que refleja el nombre de la ciudad bíblica.

Sello de arcilla con la inscripción "Belén"

El líder del grupo de excavación, Eli Shukron, comenta que el significado del descubrimiento viene dado porque es la primera vez se nombra a la ciudad de Belén fuera de los textos bíblicos. Se trata de un pequeño sello de arcilla de 1.5 centímetros de diámetro que se remonta al periodo del primer templo judío, es decir, entre los siglos VIII y VII a.C., y que ayudaría a apoyar la teoría de los expertos por la cual Belén no sería sólo el nombre de una legendaria ciudad bíblica, sino también una urbe comercial muy cercana a Jerusalén.

El experto en escrituras antiguas de la Universidad de Ben-Gurión (Israel), Shmuel Achituv, explica que sólo existen 40 sellos de este periodo histórico, por lo que este descubrimiento es doblemente relevante. El análisis del sello revela que fue grabado con la antigua escritura hebrea que aparece en la cerámica que ha sido encontrada en las inmediaciones. Se cree que era una “bulla fiscal“, es decir, que fue utilizado probablemente para sellar un documento administrativo o fiscal enviado desde Belén a Jerusalén, que era la sede del poder judío en aquella época.

Según Shukron, la primera línea diría “Beshava’at” (“en el séptimo“), haciendo referencia muy probablemente al año de reinado de un monarca; la segunda línea tiene las letras en ruinas de la palabra “Belén“; mientras que la tercera llevaba una “ch“, que se cree que es era la última letra de la palabra hebrea para decir “rey”. Es importante matizar que las palabras hebreas a menudo no tienen vocales y han de ser entendidas por el contexto, así que se pueden hacer varias interpretaciones plausibles de una misma palabra.

La identidad del objeto encontrado, en cuanto a su datación y contenido no se pone en duda gracias a la labor de los investigadores. Shukron afirma que el sello fue encontrado hace unos meses, pero que han necesitado todo este tiempo para confirmar que se trataba en realidad de una inscripción referente a la ciudad de Belén.

Apasionado por la Historia, es licenciado en Periodismo y Comunicación Audiovisual. Desde pequeño le encantaba la Historia y acabó por explorar sobre todo los siglos XVIII, XIX y XX.