Etapas y características de la Edad de los Metales

herramientas edad de los metales
Herramientas de la Edad de Bronce.

Por Edad de los Metales, entendemos que es el período prehistórico comprendido entre la Edad de Piedra y la Edad Antigua, y que se caracteriza por la aparición de ciertos elementos metálicos que sustituyeron a la piedra en la fabricación de armas y herramientas.

Periodos de la Edad de los Metales

Comprende tres grandes períodos de la Prehistoria y permitió, como mencionamos, dejar atrás la Edad de Piedra. Estos períodos fueron la Edad del Cobre, la Edad del Bronce, y la Edad del Hierro, última etapa antes de dejar la Prehistoria y pasar a la Edad Antigua.

Esta forma de división de la Edad de los Metales se diferencia del sistema arqueológico planteado por Christian Jürgensen en 1820 llamado “Las Tres Edades“, quien se basó en tres grandes revoluciones tecnológicas de la Prehistoria: la Edad del Piedra, la Edad de Bronce y la Edad de Hierro.

Edad del Cobre

La Edad del Cobre es también llamado Calcolítico y situarlo cronológicamente, al igual que cualquier período de la Prehistoria, es complejo debido a que se inicia en diferentes momentos en cada una de las civilizaciones conocidas hasta ese momento.

Como antecedentes inmediatos, encontramos que tanto en el sur de Turquía como en el norte de Irak, se encontraron una serie de objetos de cobre datados de antes del VI milenio a.C., aunque es muy probable que se deba a obras realizadas en frío o bien poco calentados.

cobre minoico
Lingote de cobre minoico. Crédito: De Chris 73 en Wikimedia Commons

Sin embargo, la primera evidencia de fundición del cobre lo encontramos en el año 6000 a.C. en Çatalhöyük, en donde se han encontrado escorias de cobre que demuestran su aplicación en fundiciones.

Del mismo modo, se han encontrado tanto en Anatolia como en Irak e Irán, más pruebas de su fundición realizadas a lo largo del VI milenio, lo cual demostraría que es en esta región en donde se consiguió su fundición y se aplicó de forma sistemática.

A esto se le debe añadir que se trata de una zona muy rica en este metal, lo que facilitaba su manipulación y uso.

En otras civilizaciones como India, Israel, Jordania, Egipto y los Balcanes, el auge de la metalurgia se produce en el IV milenio a.C., aunque en los dos últimos casos se han encontrado rastros datados en el V milenio a.C.

A su vez, desde estas dos últimas regiones se extendió a Grecia, y de allí al resto del continente, alcanzando la península ibérica durante el III milenio a.C.

En el caso del continente americano, las dataciones de fundición de cobre se sitúan en el altiplano de Bolivia y Perú alrededor del I milenio a.C.

Este fue uno de los grandes avances de la Prehistoria, pero no el último pues la manipulación del cobre y su estudio, permitió una evolución que derivó en un nuevo descubrimiento, la aleación del bronce, combinando cobre y estaño.

La Edad del Bronce

Hemos hablado anteriormente de la Edad del Bronce, pero haciendo un breve resumen, debemos resaltar que surgió hacia (aproximadamente) el año 3500 a.C., momento en el cual se comienza a utilizar estaño para su aleación con el cobre.

Hasta ese momento se utilizaba el llamado “bronce arsénico”, una aleación de cobre y arsénico.

La aparición del bronce permitió crear armas y herramientas mucho más duraderas, más fuertes y, sobre todo, mucho más fácil de moldear que otras aleaciones probadas con anterioridad.

Otra de las características más importantes de este período lo encontramos en la evolución del arte, creando obras y objetos que no se habían visto anteriormente y que marcaron un hito en la historia.

Un ejemplo claro es “La Bailarina”, datada en el año 2500 a.C. y encontrada en el Valle del Indo, la cual se considera la primera estatua de bronce del mundo.

bailarina edad bronce
“La Bailarina”, obra maestra de la Edad del Bronce (2500 a.C.).

La Edad del Hierro

Y así llegamos hasta el último periodo de la Edad de los Metales, la Edad del Hierro, el cual si bien comienza “oficialmente” alrededor del año 1200 a.C., se deben tener en cuenta algunos aspectos previos.

El hierro era conocido ya desde el V milenio a.C., pero se trataba de hierro meteorítico, es decir, metal extraído de los meteoritos, el cual ya se consideraba el metal más valioso del mundo

Pero, desde ese momento y hasta varios milenios después, no existía la tecnología que permitiese trabajar este mineral, aunque se han encontrado varios antecedentes interesantes:

Las primeras pruebas de trabajar el hierro con calidad y destreza la encontramos en textos cuneiformes que hablan de los Hititas y sus magníficos herreros.

daga de hierro tutankamon
Daga de hierro de Tutankamón. Crédito: Universidad de Pisa.

Los Hititas, según los textos, sabían manipularlo y monopolizaron la producción de objetos de hierro durante el II milenio a.C.

Una vez que el imperio fue destruido por los pueblos del mar en el año 1200 a.C., sus herreros se dispersaron por todo Oriente Medio, haciendo llegar a diferentes puntos sus conocimientos y tecnología, dando origen así a la Edad del Hierro.

La revolución de la siderurgia

La fabricación de objetos con hierro era mucho más compleja que los realizados con bronce. Eran necesarios hornos que soportaran muy elevadas temperaturas, no se licuaba como el bronce y requería un trabajo minucioso para poder obtener resultados (oxigenación, un horno secundario, golpeado para darle forma, etc.).

Pero, una vez que la técnica fue dominada, los resultados fueron considerables en todo el mundo antiguo.

El hierro se encuentra con mucha más facilidad que el cobre y que el estaño, siendo de hecho, el cuarto metal más abundante en la corteza de la Tierra y por este motivo, es mucho más barato que el bronce en sí mismo.

La aparición de los metales supuso grandes avances para los antiguos, lo cual fue acompañado por la creación de sociedades cada vez más complejas y por diferentes expansiones, tanto militares como económicas, abriéndose paso hasta la Edad Antigua.

Marcelo Ferrando Castro

Después de estudiar Historia en la Universidad y tras muchas pruebas previas, nació Red Historia, un proyecto que surgió como medio de divulgación en donde encontrar las noticias más importantes de arqueología, historia y humanidades, además de artículos de interés, curiosidades y mucho más. En definitiva, un punto de encuentro para todos en donde poder compartir información y continuar aprendiendo.

A %d blogueros les gusta esto: