Inicio Biblioteca Libros de Historia Reseña de 'Viajeros en el Tercer Reich', de Julia Boyd

Reseña de ‘Viajeros en el Tercer Reich’, de Julia Boyd

Los acontecimientos que tuvieron lugar en la Alemania de entreguerras fueron dramáticos y terribles, pero ¿era posible realmente saber lo que sucedía, captar la esencia del nacionalsocialismo, permanecer al margen de la propaganda o predecir el Holocausto?

Si bien se han escrito innumerables libros sobre el ascenso de Hitler, Viajeros en el Tercer Reich es excepcional por cuanto se basa en relatos de primera mano de los extranjeros que viajaron a Alemania para transmitir cómo fue visitar, estudiar o vivir en Alemania durante los años veinte y treinta.

Su autora, Julia Boyd, recurre a cartas, diarios y memorandos contemporáneos escritos por diplomáticos, políticos, estudiantes universitarios, trabajadores sociales, autores famosos o ingleses casados con alemanes.

Entre sus testigos más inesperados se encuentran Charles Lindbergh, Virginia Woolf, Samuel Beckett, Christopher Isherwood, Vita Sackville-West, el historiador afroamericano Web Du Bois, un devoto de las óperas de Wagner, el erudito chino del sánscrito Ji Xianlin o el embajador británico en Berlín y su esposa, lady Rumbold.

Sus experiencias, junto a las de otros viajeros anónimos, crean una extraordinaria imagen tridimensional de Alemania bajo Hitler, una tan palpable que el lector sentirá, escuchará e incluso respirará la atmósfera en que surgió el nacionalsocialismo.

Los relatos de los testigos oculares accidentales de la historia y sus vivencias perturbadoras, absurdas y conmovedoras, que van desde lo profundamente trivial a lo intensamente trágico, ofrecen una nueva perspectiva de las complejidades del Tercer Reich, sus paradojas, su ascenso y, por último, su destrucción definitiva.

Reseña de ‘Viajeros en el Tercer Reich’

Alemania era un país hundido tras su derrota en la Primera Guerra Mundial. Ocupado militarmente por soldados norteamericanos y franceses y ahogado por las deudas (en especial por las contraídas con su país vecino, Francia), por los daños y demás perjuicios que le ocasionó el conflicto bélico, parecía un lugar poco atractivo para los turistas.

Sin embargo, los alemanes se mostraban muy dispuestos a dar un buen trato a todos los visitantes, sobre todo a los ingleses y a los norteamericanos. Con un fuerte impulso de publicidad y propaganda, muchos extranjeros empezaron a ver con buenos ojos a la «pobre Alemania».

Durante la República de Weimar, Alemania consiguió mejorar su situación económica y los turistas empezaron a visitar el país, atraídos por los precios bajos y el ambiente de progreso. Hasta fines de la década de 1930, Alemania se promocionó con éxito como el lugar ideal para vacacionar, lleno de personas sonrientes y ansiosas por complacer.

viajeros en el tercer reich portada
‘Viajeros en el Tercer Reich’, de Julia Boyd.

Los viajeros describían la capital, Berlín, como una ciudad moderna, excitante y sexy. Poetas como W. H. Auden o Isherwood acudían para inspirarse y disfrutar de la libertad sexual que allí se respiraba, y la nueva arquitectura de Ernst May y otros arquitectos llenaba la ciudad de edificios modernos y deslumbrantes.

Pero las poblaciones rurales y las construcciones medievales de todo el país también atraían a multitud de turistas.

La mayoría de ellos volvieron a casa convencidos de que el Führer, o el George Washington del país, como lo llamaba el ex primer ministro británico, David Lloyd George, no solo era un hombre de paz, sino prácticamente un santo. Había devuelto el orgullo y la determinación a un pueblo golpeado y estaba convirtiendo Alemania en la gran nación que merecía ser.

A pesar de este ambiente optimista, en 1929 se produjo el crack de la Bolsa estadounidense, lo que supuso un golpe durísimo para Alemania. A raíz de la crisis económica, Adolf Hitler consiguió lo que no había logrado con su golpe fallido, años antes: entrar en el Parlamento alemán, con 107 escaños para el Partido Nazi.

Viajeros en el Tercer Reich se nutre de centenares de documentos (correspondencia privada, memorias, cartas, crónicas, diarios) de extranjeros que vivían en Alemania, donde la tónica era restarle importancia a las actuaciones y discursos antisemitas de los nazis y resaltar las bondades del sistema.

Sin embargo, eran muchos también los que escribían a sus familias denunciando los malos tratos y la violencia que habían visto perpetrada hacia los judíos.

Grandes músicos y escritores como Thomas Wolfe o Samuel Beckett disfrutaban del éxito que tenían en el país hasta que advirtieron las atrocidades que se cometían contra los judíos y la libertad de expresión.

Los nazis, para alejar la atención de sus acciones, presumían de un talante pacifista y una tasa baja de desempleo, y los Juegos Olímpicos fueron una operación para deslumbrar al mundo con su grandeza.

A pesar de la implantación de la dictadura nacionalsocialista, los extranjeros continuaban disfrutando de sus vacaciones de verano allí; los jóvenes norteamericanos que iban en campamento por Alemania escribían a sus padres sobre la cantidad de tiendas y formas de diversión que había por todo el país. Incluso estudiantes afroamericanos y chinos acudieron allí para formarse, aunque sufrieron ataques xenófobos por parte del pueblo alemán.

Gracias a millares de cartas de turistas, políticos, profesores, soldados, embajadores y periodistas contemplamos el recrudecimiento de las leyes antisemitas, la evolución de las amistades de los nazis con la aristocracia británica, la destrucción del ambiente intelectual universitario y la ruptura de las relaciones con los países vecinos hasta la eclosión de la Segunda Guerra Mundial, la cual, con sus trágicas consecuencias, supuso la destrucción definitiva del Tercer Reich.

Ficha técnica

Título: Viajeros en el Tercer Reich
Autor: Julia Boyd
Editorial: Ático de los Libros
Colección: Ático Historia, nº 26
Traductor: Claudia Casanova
PVP: 23,90 €
Formato: 15 x 23 cm, tapa dura con sobrecubierta, 448 pp.
Fecha de publicación: 02/10/2019
ISBN: 978-84-17743-22-2

Marcelo Ferrando Castro
Marcelo Ferrando Castrohttp://redhistoria.com/author/admin/
Después de estudiar Historia en la Universidad y tras muchas pruebas previas, nació Red Historia, un proyecto que surgió como medio de divulgación en donde encontrar las noticias más importantes de arqueología, historia y humanidades, además de artículos de interés, curiosidades y mucho más. En definitiva, un punto de encuentro para todos en donde poder compartir información y continuar aprendiendo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Most Popular

Descubren una posible causa del abandono de Tikal, el gran centro de la civilización maya

Durante el Clásico Tardío y Clásico Terminal, las reservas centrales de Tikal contenían proporciones elevadas de mercurio, fosfato y cianobacterias que producen toxinas peligrosas.

Encuentran dos enclaves aborígenes sumergidos hace más de 7.000 años frente a la costa de Australia

"Una gran cantidad de la información arqueológica que documenta la vida de los aborígenes está ahora bajo el agua", explicó uno de los investigadores.

La historia evolutiva del sarampión pone una nueva fecha al origen del virus

El virus del sarampión empezó a infectar a los humanos unos 1.400 años antes de lo que se pensaba. Así concluye un nuevo estudio...

Bitcoin Halving: Consejos para una inversión exitosa

El halving del bitcoin del 2020, no es otra cosa que la reducción a la mitad por resolver bloques de la red bitcoin, es...